¡¡¡Aún queda mucho trabajo por hacer!!!!

 

El 5 de diciembre se celebra el día internacional del voluntariado. Se trata de reconocer y agradecer la labor que realizan personas que dedican su tiempo libre a ayudar desinteresadamente a los más necesitados.


Cada una de ellas han tenido la capacidad de mirar y hacer una lectura crítica realidad, mostrar el valor suficiente de dar un paso al frente y colaborar.


En nuestros colegios intentamos descubrir los signos de los tiempos a La Luz de evangelio, discernir qué nos pide Dios y percibir en nuestro hermano necesitado a Jesús y ello nos ha llevado a la acción, al igual que hizo Maria Ana.

 

Estos pequeños actos significativos dotados de compasión y solidaridad están enraizado en la figura de nuestro maestro, Jesús de Nazaret, que manifestó su inquietud interior no sólo con palabras sino también con obras. Es por ello que alumnos, profesorado, religiosas y familias se embarcan en campañas solidaridad y pequeños proyectos de voluntariado con el objetivo de paliar la necesidad de tantas personas pobres que sufren las injusticias sociales.


Los miembros de las diferentes comunidades educativas agradecemos a los voluntarios la tarea realizada y animamos a que se sumen personas que arrimen el hombro, ”porque la mies es mucha y los obreros pocos”