Este simpático experimento realizado por "The Fun Theory" demuestra que la diversión mejora nuestro comportamiento y es un elemto clave a la hora de decidir.