Con alegría y satisfacción concluimos los distintos encuentros de zona celebrados durante este primer trimestre.

 

Hemos podido presenciar el fabuloso grupo de animadores que entrega de forma altruista parte de su tiempo para acercar a nuestros chicos el mensaje de Jesús. En cada uno de los encuentro no ha faltado la alegría, el sentimiento de familia y la ilusión para llevar a cabo el nuevo proyecto de ANAMO.