DÍA DE LOS FIELES DIFUNTOS

Hoy, 2 de noviembre, celebramos el Día de los Fieles Difuntos, antepasados nuestros que experimentaron los diferentes acontecimientos de su vida con entereza y ahora disfrutan de la alegría de estar junto al Padre.

Cuando Jesús se acercó a casa de su amigo Lázaro, Marta, hermana desconsolada, le dijo: “Si hubieras estado aquí, mi hermano no hubiera muerto…”. Él siempre está al lado de las personas, a las que aman y, preferencialmente muy cerca de los más vulnerables, aquellos que en este tiempo estancia en la tierra les ha tocado vivir la vida con inconsolable sufrimiento.

Donde está Jesús siempre hay vida. Los gestos misericordiosos y sus palabras alentadoras son dosis de alegría y esperanza para los que “viven en tinieblas” y para nuestros queridos difuntos, los cuales siempre permanecerán en nuestro recuerdo, como hombres y mujeres que regalaron vida a raudales, dejando huella imborrable en cada uno de
nosotros.

La Fundación Educativa Franciscanas Ana Mogas se une en oración por todos los fieles difuntos de nuestras comunidades educativas y religiosas que han abandonado su experiencia terrenal recientemente, para que todos ellos reciban la luz y la gracia de Cristo y experimenten la hermosa satisfacción de encontrarse con nuestro Padre.

¡Compártelo!

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Fundación Ana Mogas

Fundación Ana Mogas