Un año más, Jesús entra en Jerusalén para dar su vida por nosotros y salvarnos. Entra aclamado entre palmas y ramas de olivos, le gritan "¡Hosanna!" y todo el mundo quiere verle y tocarle. Es Domingo de Ramos.

 

Un año más, Él viene hasta tu ciudad, hasta tu casa, hasta tu corazón, hasta ti... ¿Cómo le recibirás? ¿Quieres acercarte a verle?¿Quieres que entre en tu vida? Jesús llega para quedarse, para dar su vida por ti y por mi, por cada uno de nosotros. 


Vivamos esta Semana Santa con alegría y esperanza. Jesús afrontó con entereza su pasión, consciente de que la muerte no tendría la última palabra. De igual modo, nosotros caminamos entre tinieblas, en tiempos inciertos, llenos de preocupaciones... Pero debemos caminar en nuestro día a día  con la mirada orientada a la Luz de la Vida , y resucitar  con Cristo.

 

Que esta Semana Santa sea para nosotros, miembros de la Comunidades Educativas de los colegios de la Fundación Educativa Franciscanas Ana Mogas, un momento de encuentro, de reflexión y de oración, recordando que Jesús es quien da sentido a la vida, a nuestra vida.

 

Destacado: