A estas alturas de curso se acumula el estrés de los exámenes finales y los nervios de la EvAU, por ello desde la Fundación Educativa Franciscanas Ana Mogas os queremos aconsejar unas técnicas de estudio para que las horas invertidas en el estudio sean más eficaces.

 

En primer lugar debes interesarte por la materia que vas a estudiar, quizás no te gusta y no te motiva dicha asignatura y por ello te recomendamos que te pongas una recompensa por el esfuerzo que vas a realizar. Esta recompensa puede ser mínima como ir a dar un paseo o tomar algo con los amigos para despejar la mente.

 

Tienes que buscar un lugar para estudiar donde no tengas distracciones, si bien estudias en casa, intenta no estudiar en el comedor ya que puedes distraerte con mayor facilidad al tener la televisión cerca, si estudias en la habitación intenta tenerla ordenada y recogida ya que facilita la capacidad de concentración y evita que te distraigas. En el caso que estudies en la biblioteca, intenta buscar un sitio donde esté poco transitado y donde no haya mucho movimiento de gente.

 

Si te gusta estudiar con un poco de música, prepárate una playlist de música para no distraerte con los ruidos de tu alrededor, no te recomendamos música de rap, pop, electrónica o rock, intenta buscar música relajante y que estimule la concentración.

 

¡Ahora que ya estás preparado, es la hora de ponerse a estudiar! Lee los apuntes y planifica el tiempo por apartado, por ejemplo, reparte los que entran y concéntrate por aprendértelos . Una vez te los sepas, haz un parón de 5 minutos para ir al baño o beber agua esto va bien para despejar la mente y luego poder concéntrate en los otros apartados que te toca aprender.

 

Una vez has realizado la lectura y te has hecho un ‘timing’ de estudio, es la hora de empezar a comprender lo que estás estudiando. Leete el apartado, intenta entender que estas estudiando ya que facilita la memorización, crea mapas mentales y relaciona los puntos claves con imágenes mentales. No subrayes los apuntes con subrayadores fosforitos ya que tan solo recordarás esos puntos subrayados, os recomendamos que subrayéis en color rojo, azul y negro según la importancia.

 

Si leyendo y creando mapas mentales te es difícil memorizar o aprenderte la materia, la mejor opción es realizar esquemas y resúmenes. Es una manera de obligarte a concentrarte y a entender mejor lo que estás estudiando ya que tienes que realizar el esquema o resumen de tal manera que estés entiendo lo que estás escribiendo.

 

Una vez ya te hayas aprendido el tema, realizar exámenes ficticios va bien para saber si realmente te lo sabes o si tienes que reforzar algún punto o apartado.

 

Evita estar con el móvil durante las horas de estudio, ya que te desconcentrarás y deberás aplicar más horas. También debes evitar estudiar la noche de antes, leetelo, si quieres, antes de dormir pero para repasar. No estudies la noche de antes ya que no te concentraras por los mismos nervios que te provocarás y no dormirás agusto, esto implica ir sin descansar al examen y que tu rendimiento no sea el 100%. También debes evitar el “voy a suspender”, “no me lo se”, “me va a ir mal”... Elimina ese pesimismo, se positivo y ve seguro de ti mismo, ¡tú puedes!

 

¡Esperamos que os sirvan estos consejos y mucha suerte!
 

Destacado: